Diario del Estudiante

Sesión # 9

Aunque el viernes pasado fue la entrega de los trabajos finales, hoy fue el gran día: La Competencia de las presentaciones cortas. El propósito de este tipo de presentaciones es desarrollar la capacidad de presentar de manera muy concreta los elementos claves de una propuesta de negocio, de tal forma que se logre atraer el interés de un posible inversionista, socio o hasta un cliente, que aporte aquello que se requiere para que la empresa se pueda llevar a cabo.

De la misma manera como se presentaron las ideas al principio del semestre, hoy cada grupo tuvo 5 minutos para presentar su “speech” ante un grupo de jurados con gran experiencia en el mundo de los negocios, quienes eligirán los 5 proyectos finalistas, que pasarán a una gran final dentro de dos días.

En los pasillos del edificio me encontré con algunos de los estudiantes afinando sus presentaciones. Unos muy nerviosos, otros más tranquilos. Finalmente, todas las presentaciones salieron muy bien, algunas de ellas muy divertidas y ganadoras. Aunque los jurados hicieron algunas preguntas muy difíciles, todos mantuvieron el control y respondieron adecuadamente.

Es muy interesante observar las diferencias entre lo que sucedió antes y después del curso. Antes, las presentaciones las realizaron principalmente los sponsors y algunos estudiantes que tenían sus propias ideas. Ahora todas las presentaciones las realizaron los estudiantes, quienes mostraron el mismo o más entusiasmo que los mismos sponsors al principio del semestre. Es muy notable la convicción que muestran los estudiantes, aunque la mayoría no sean los dueños originales de la idea de negocio.

Sesión # 8

Queda exactamente un mes para la entrega del trabajo final, pero parece como si fuera a ser esta semana. Antes de abordar el tema principal de la clase, el profesor Stoller hizo una presentación muy detallada sobre el procedimiento para la entrega de los planes de negocio y la competencia de las presentaciones cortas de los proyectos (Elevator Pitch Competition).

Después de esto, el profesor Stoller presentó las pautas sobre el plan financiero. En general los estados financieros de un plan de negocios son muy estándares, más que los análisis convencionales de rentabilidad, liquidez, etc., en este trabajo el énfasis se hace en la justificación de las cifras y el análisis de los diferentes escenarios que podrían presentarse.

Aunque yo tengo alguna facilidad para los números, debo decir que es importante contar en cada equipo de trabajo al menos con una persona que tenga mucha habilidad en este campo. En otras áreas como el mercadeo, el trabajo en equipo ayuda a distribuir el trabajo y a dar ideas desde diferentes perspectivas, pero en el componente financiero, realmente es necesario que uno de los miembros del equipo aporte unas habilidades especiales y un gusto por asumir este tipo de tareas.

Olvidaba mencionar que no pude asistir a esta clase, pero que esto no fue ningún problema, porque pude ver el video con la grabación de la clase y debo confesar que para mí tuvo la ventaja de poder repetir algunas partes que no había entendido en un primer momento, y que también era más fácil concentrarme en escuchar al profesor. Pero claro está, que tiene la desventaja que no se pueden hacer preguntas. Aunque la verdad yo no he tenido que hacer muchas.

Sesión # 7

La clase de hoy se desarrolló en varios momentos. En primer lugar, un profesor invitado nos habló sobre la ayuda que pueden prestar los abogados en los grupos. Algunos piensan que en los Estados Unidos los abogados meten la mano en todos lados, y eso es verdad. Pero también es cierto que en todos lados muchas empresas desaparecen o nunca pueden iniciar porque no contaron con la asesoría y la perspectiva diferente que tienen los abogados. Esa perspectiva es necesaria aunque no logremos entenderlo, y creo el trabajo con los estudiantes de leyes en este curso es una estrategia muy útil para aprender a trabajar con los abogados. Supongo que para los estudiantes también es un aprendizaje importante. Por otro lado, tan solo el ejercicio de explicar la estrategia legal del negocio al estudiante de derecho, ayuda a seguir clarificando y concretando la misma.
En el segundo momento de la clase volvimos al plan de negocios, específicamente al plan de mercadeo. Esta es para mí la hora de la verdad. El análisis del sector y la competencia son un input necesario para esta etapa, pero es aquí cuando se toman las decisiones claves que van a definir el resto del negocio. Veo caras de preocupación en los estudiantes.

En la última parte de la clase se realizó una conversación con los mentores de los grupos. Creo que definitivamente los sponsors y los mentores es lo que marca la diferencia de ese curso, en cuanto al diseño se refiere. El tiempo para realizar el plan de negocios es muy corto, y es necesario encontrar muy rápidamente el enfoque adecuado del proyecto. Creo que los mentores son una guía fundamental para ello. Los estudiantes de la maestría son obviamente todos muy buenos, pero como decimos en mi país: Mas sabe el diablo por viejo que por diablo.

Sesión # 6

En la clase de hoy entramos a ver dos puntos muy precisos del plan de negocios, que son el análisis del sector y el análisis de la competencia. Para entender mejor estos temas, es muy útil leer previamente los ejemplos que aparecen en material del curso, pero hoy viví en carne propia lo que significa no tener preparada la clase antes de venir. No he comprado los materiales del curso y por ello fue difícil seguir la discusión. Afortunadamente, las clases son grabadas y esta es una buena opción para estar al tanto de lo que ocurrió en la clase. Pero de todas formas no es conveniente ausentarse, o no preparar la clase porque se pierde la posibilidad de aclarar las dudas. Esa realmente es una de las cosas más importantes de venir a clase y participar.
Fue muy interesante en esta actividad, ver que uno de los casos de estudio corresponde a la empresa de un ex alumno de esta clase. La clase termino con un recorrido por los grupos para saber cómo ha estado su trabajo con los “Sponsors”. Como era de esperarse, algunos grupos están preocupados, porque el análisis de la industria y de la competencia necesita que el proyecto se delimite, pero los sponsor quieren abarcarlo tanto como sea posible. Es estratégico para un buen plan, que haya un foco.

Sesión # 5

Podría decir que esta es la primera clase que tiene una estructura relativamente convencional. Sin embargo, empiezo a darme cuenta de una característica que es poco frecuente en otros cursos. El profesor solo habla lo necesario. Hoy él hizo una presentación muy concreta sobre lo que deberá ser la elaboración del plan de negocios. Para ello, utilizó como ejemplo los casos prácticos que los estudiantes debían leer antes de la clase. Ciertamente, los temas que contempla un plan de negocios son muy diversos, sería imposible que en una sola clase pudiéramos hablar en profundidad sobre cada uno de ellos. Durante la clase los estudiantes tuvieron la oportunidad de hacer todas las preguntas que quisieran, pero en realidad fueron pocas. Ya vendrán las preguntadas cuando empiece el trabajo de campo.

Después de la clase se realizó la segunda reunión del grupo. En esta ocasión, pudimos tener una conferencia telefónica de más de una hora con el “Sponsor” de la idea. Esta experiencia tan interesante fue la oportunidad de ver y vivir el emprendimiento. Ahora las preocupaciones y los sueños de éste empresario son también los nuestros. El mentor fue un apoyo fundamental para sacarle el mayor provecho a esta entrevista con el empresario.

Sesión # 4

Esta clase se realizó en dos partes, en la primera cada grupo se reunió durante 10 minutos con el profesor, en la segunda se reunió cada grupo con su mentor durante una hora o más.

La primera parte se inició con la entrega de los contrato de confidencialidad que deben firmar los estudiantes que van a trabajar con las ideas externas presentadas por los empresarios. Este es un componente muy importante, ya que los empresarios, van a ser una fuente de información esencial para la elaboración de los planes de negocio. A continuación, el profesor Stoller planteó al grupo algunas decisiones claves que deberían tomarse, antes de iniciar la elaboración del plan de negocios, y llamó la atención sobre algunos elementos que deberían tener en cuenta para la toma de esas decisiones.

Después de esta corta pero sustanciosa reunión, el grupo de estudiantes se reunió con su mentor. La mayor parte de los mentores son personas externas a la Universidad, que poseen una larga experiencia en el mundo de los negocios. En esta primera reunión, el mentor fue muy importante para que el grupo pudiera tomar rápidamente una dinámica de trabajo. También fue interesante observar que aunque se trataba de la primera reunión del equipo, cada uno de sus integrantes tuvo la capacidad de aportar con perspectivas e ideas diferentes. El resultado de la reunión fue una lista de preguntas muy
importantes que se deben hacer al empresario que propuso la idea de negocio (a este lo llamaré a partir de ahora el “Sponsor”). En este caso, se trata de evaluar la factibilidad de expandir su empresa al mercado Europeo. Gran reto para el empresario, que ahora significa un gran reto para los estudiantes. Por un lado hay una gran incertidumbre en el ambiente, por el otro lado la presencia del mentor y las orientaciones del profesor Stoller, generan algo de tranquilidad.

“Open House” # 1 y # 2

En la segunda y la tercera clase, se realizan los “Open House”, 1 y 2, en los cuales se experimenta un alivio. Las jornadas son largas, pero el tiempo pasa muy rápido. Uno tras otro los empresarios presentan sus ideas de negocio y se siente que el mundo está lleno de oportunidades. Su motivación contagia a todos los estudiantes, gracias a su convicción, su compromiso, su desprendimiento, su generosidad, su optimismo. Ahora el problema es que hay que decidir, hay que priorizar, hay que escoger. Nuevamente el proceso del curso vuelve a ser igual al proceso empresarial. Sería fabuloso realizar todas las ideas, pero los recursos y la capacidad de trabajo son limitados.

Sesión # 1

La primera impresión que me deja este curso es que se requiere ser emprendedor para tener éxito como profesor y se requiere desarrollar capacidades empresariales para tener éxito como estudiante.

Para el profesor, la organización previa que debe realizar antes de haber iniciado la primera clase, puede requerir tanto trabajo como su ejecución. Es evidente que todas las actividades planeadas son el resultado de una larga experiencia, posiblemente de muchos éxitos pero también de fracasos.

Para el estudiante, tan solo enfrentar la lectura del syllabus, recibido oportunamente antes de antes de asistir la primera clase, representa todo un desafío, no solo por su longitud, sino también porque cada punto de ser tenido en cuenta. Al terminar de leerlo, puede pasar por la mente la pregunta. Hay dios mío! ¿en qué lío me he metido?

Pero finalmente, eso significa ser empresario, asumir retos siendo deliberadamente consciente que lo que más nos atrae es el saber que no va a ser fácil. De lo contrario, no sería interesante.

Una vez que se ha iniciado el curso, se pueden experimentar sentimientos encontrados. Por un lado la certeza de que las cosas van a ser más difíciles de lo que se había pensado, o para los más optimistas ver el lado bueno del asunto diciendo: “esto podría ser peor”. Pero también es altamente motivadora la expectativa de ver que muchas van a suceder, que no solamente vamos a hablar, sino a experimentar.

Después de la primera clase, la incertidumbre sobre lo que vendrá tiende al infinito. Hay muchas cosas que podrían suceder, y en este sentido el curso se parece cada vez más a una verdadera empresa. Sabemos que hay un propósito claro, que vale la pena buscarlos, y tenemos confianza que podemos lograrlo, pero todavía no sabemos cómo, en cambio sabemos cuándo: mucho antes de lo que quisiéramos.